Tu dieta en los días previos y el día de la maratón puede influir directamente en tu rendimiento. Ruth McKean, dietista de ASICS PRO Team, nos cuenta sus técnicas de alimentación para el día del a competición.

Semana previa a la competición

Antes de añadir más carbohidratos a tu dieta para estar a punto para una gran competición como la maratón, debes tener en cuenta lo siguiente:

  • tu dieta actual
  • tu nivel de motivación
  • cualquier problema médico que pueda verse agravado por una dieta rica en carbohidratos
     

Las diferentes estrategias para reponer las reservas de glucógeno en los músculos varían en función de su duración, los cambios que se requiere introducir en la dieta y el tipo y frecuencia de la actividad física realizada durante el periodo de reposición.

Mañana del día de la competición

Para decidir tu dieta para el día de la competición debes tener en cuenta:

  • la hora del evento
  • si eres propenso a sufrir malestar estomacal
  • seleccionar alimentos consumidos anteriormente
  • el valor fisiológico de los alimentos
  • el traslado hasta el lugar de la competición
     

Bebe muchos líquidos los días previos para estar bien hidratado el día de la carrera. Para garantizar una hidratación óptima durante la carrera puedes llenar el estómago de líquido antes de su inicio.

Si bien lo mejor para mantenerte hidratado en tus carreras de corta distancia es beber agua, el cuerpo retiene las bebidas con alto contenido en carbohidratos y electrolitos con mayor facilidad que el agua, lo que las hace más recomendables para tus carreras de larga distancia.

Durante la competición

Si has llevado una buena dieta los días previos a una carrera de hasta 90 minutos de duración, es posible que no necesites reponer energía durante la competición.

No obstante, si tu carrera dura más de 90 minutos, sí deberás ingerir carbohidratos y beber líquidos durante la misma para reponer energía. No es necesario complicarse con las estrategias alimentarias; lo importante es probar los alimentos y las bebidas antes de la competición para determinar si son los adecuados para ti.

Esto cambia cuando se trata de competiciones de velocidad, salto de altura, de longitud y similares. De hecho, es recomendable comenzar estas competiciones ligeramente deshidratado. Asimismo, el nivel de carbohidratos que deberá incluir la dieta previa de estos deportistas también varía con respecto a la de los corredores comunes.