Ya está aquí la tercera compañera de la familia RIDE. Tras las ya conocidas METARIDE y GLIDERIDE nos llega la EVORIDE, zapatilla que hereda prestaciones de sus hermanas mayores pero con una ligereza que, sin duda, llama la atención.

Si me pides definir este modelo con una sola palabra, lo tengo muy claro: ligereza. Sus 255 gramos en la versión masculina y 210 en la femenina la convierten en una muy buena opción para entrenamientos rápidos, vivos. Estaríamos hablando de que pueden utilizarse cómodamente a ritmos entre 3:45 min/km y 4:30 min/km. 

Las comencé a utilizar para aquellas sesiones de calidad mientras preparaba la (cancelada) maratón de París. Tanto en los fartleks como en las series largas, la EVORIDE respondía perfectamente, la sentía muy cómoda y con una sensación de respuesta acorde a lo que demandaban mis entrenamientos.

Más allá de la ligereza

Precisamente su bajo peso me hizo dudar de su comportamiento y comodidad en rodajes más largos. No pude estar más equivocado. Según iba aumentando la distancia de mis tiradas con las EVORIDE, vi que la amortiguación respondía como se esperaba. Al final me lancé y las probé en una media maratón con un resultado impecable. Me salió un ritmo medio de 4 minutos pelados por kilómetro y llegué con las piernas muy enteras. 

"Una combinación de ligereza, amortiguación y estética muy sugerente"

Además de la buena amortiguación, parte de la culpa de ese rendimiento la tiene la tecnología GuideSole, también presente en las otras zapatillas de la colección RIDE, cuyo objetivo es reducir el rango de movimiento de nuestro tobillo para facilitar las transiciones desde talón hasta la punta, ahorrándonos energía en el proceso. Por otro lado, la combinación de su drop de 5 milímetros junto con esa suela curvada (aunque no lo es tanto como en la METARIDE y la GLIDERIDE) permite aterrizar tanto de talón como de mediopié sin que esto perjudique el concepto energy saving que caracteriza a estos modelos.

... Y ELEGANTES POR FUERA

Por último, su estética tampoco pasa desapercibida, al menos el modelo de color que yo he probado. Ese diseño en blanco con toques dorados hace que esta zapatilla entre por los ojos. La imagen limpia y elegante que muestran también se debe a la calidad que transmite el upper formado por el tejido Jacquard que tanta transpirabilidad y ajuste nos ofrece.

En definitiva, una zapatilla que ofrece una combinación de ligereza, amortiguación y estética muy sugerente. Especialmente enfocada a entrenamientos vivos y competición de distancias cortas e incluso, si el corredor es ligero (<80kg), media maratón.

escrito por
portrait

Juan Martín

Ingeniero de Telecomunicaciones de Madrid


Club: Coentrena
Entrenador: Oscar de las Mozas

Mis disciplinas
Media maratón Maratón 10 km

Más reviews