COMPARTE
El triatleta repasó su trayectoria deportiva en la que destacan cinco victorias en el Ironman de Niza y seis Embrunman.

Marcel Zamora fue el pasado 19 de septiembre el gran protagonista en la ASICS House de Barcelona. El triatleta de larga distancia, de 39 años de edad, se reunió con un grupo de aficionados con los que de forma distendida repasó su trayectoria profesional al tiempo que ofrecía consejos a todos ellos para la disciplina. Su victoria en el Embrunman el pasado 15 de agosto copó buena parte del protagonismo. Zamora es el triatleta que más veces ha conseguido cruzar su línea de meta en primer lugar, en nada menos que seis ocasiones, en el que está considerado el triatlón de larga distancia más duro del planeta debido a los desniveles que plantea.

Un total de 30 aficionados estuvieron presentes en las instalaciones de ASICS gracias a la consecución de una de las plazas limitadas que ASICS puso a disposición de los amantes del triatlón en sus redes sociales.

Marcel recordó cómo fueron sus inicios y explicó las rutinas tanto físicas como mentales con las que afronta las duras sesiones de entrenamiento y competición, compartiendo con todos los esquemas seguidos durante tantos años en la élite. 

La charla contó también con la participación de Cristian Llorens, quien ha sido su manager a lo largo de toda su carrera.  

ASICS y las GEL-Noosa, compañeras de viaje

Marcel destacó la importancia que había tenido para él contar con el apoyo de ASICS como patrocinador a lo largo de prácticamente toda su carrera, destacando la buena sintonía y relación que ha mantenido siempre con sus responsables sintiendo su indiscutible apoyo. 

También se refirió de forma concreta a las GEL-Noosa, el modelo de zapatilla que a lo largo de todos estos años le ha acompañado en sus competiciones y la confianza extra que siempre le aportaron. Una representación de ellas, de algunas de las que usó en sus triunfos más notables, estuvo expuesta en este meet and greet, incluyendo las Noosa FF con las que ganó la última edición del Embrunman.

Un total de 30 aficionados estuvieron presentes en las instalaciones de ASICS gracias a la consecución de una de las plazas limitadas que ASICS puso a disposición de los amantes del triatlón en sus redes sociales. Además de ellos, algunos de los #ASICSFrontRunnerSpain ubicados en Barcelona también asistieron a este encuentro que finalizó con un running común de todos por la Avenida Diagonal y Parque Cervantes.