COMPARTE
“I always felt we tried to go a bridge too far”. General Browning, “A Bridge Too Far” (1977)

A finales de la Segunda Guerra Mundial, y tras el desembarco e invasión del ejército Aliado de las playas francesas de Normandía, la cúpula militar aliada, optimista tras los últimos éxitos militares, ideó una operación relámpago que pretendía acabar con la guerra en pocos meses y llegar a Berlín antes que el ejército soviético, que avanzaba rápidamente por el frente oriental: fue la conocida como “Operación Market Garden”.  

El plan, ideado principalmente por el Comandante británico Bernard Montgomery, aunque ambicioso, era relativamente sencillo. Los paracaidistas aliados tomarían los puentes construidos sobre los principales ríos de los Países Bajos (dentro del territorio ocupado por la Alemania Nazi), debiendo aguantar el tiempo suficiente para que las tropas de tierra y los acorazados aliados cruzarán velozmente dichos puentes, rompieran el frente alemán en dos, y penetraran, como un mortal cuchillo, en el mismo corazón del Tercer Reich, para alcanzar Berlín y terminar con la guerra.

La operación se inició la mañana del 17 de septiembre de 1944 con aparente éxito inicial aliado, tomando los primeros puentes, y avanzando con relativa rapidez por los mismos, con la excepción del puente final en Arhem, que no pudo ser  finalmente controlado por las tropas británicas, lo que supuso el final y el fracaso de la operación en su conjunto. La Operación Market Garden fue la última de las grandes victorias de la Alemania Nazi en la campaña occidental de la Segunda Guerra Mundial y, a pesar de que el ejército Aliado alcanzaría la victoria final siete meses después, supuso el fracasó en el objetivo de conquistar Berlín antes que el ejército soviético.

Llevo varios días pensando en este pasaje de la historia. En los últimos meses, como sabéis, me había puesto como objetivo “conquistar” con las zapatillas puestas el Maratón de Berlín, que se disputa el próximo mes de septiembre. Esta sería mi cuarta “major” tras Nueva York, Londres y Chicago.

Cuando uno ha corrido ya muchas maratones, como es mi caso, no puede evitar perderle algo el respeto y pensar que con apretar el acelerador en los meses finales y sufrir “un poco” el día de la carrera es suficiente para llegar a meta. Por eso, aunque el invierno y primavera pasadas no estaba en la mejor de mis formas (y no pude entrenar como me hubiera gustado por diversos motivos), pensaba que con apretar en estos meses finales, podría alcanzar Berlín sin excesivos problemas.  

Así que durante los últimos días de julio y primeras semanas de agosto intensifiqué mi plan de entrenamiento, combinando la carrera de alta intensidad, la carrera larga y los ejercicios de fuerza, diariamente, casi sin apenas descanso. Era, visto ahora de forma retrospectiva, mi particular “Operación Market Garden” con la que debería alcanzar Berlín, curiosamente, el próximo 16 de septiembre (casi en el aniversario del inicio de la famosa campaña militar).   

Pero las prisas, como casi siempre en la vida, son malas consejeras y hace diez días el cuerpo dijo basta. Una enorme contractura en la espalda me tuvo en la cama casi inmovilizado y sin poder mantenerme en pie durante dos días. Aunque el dolor ya ha remitido parcialmente y puedo entrenar suavemente casi con normalidad, me parece precipitado, temerario e irresponsable seguir forzando al cuerpo en extremo para intentar llegar a Berlín “como sea”.

Esta vez, por lo tanto, no vengo a hablaros de victorias, sino una pequeña “derrota”, dado que no correré en Berlín el próximo 16 de septiembre. Pero el que pierde, aprende y he aprendido que mi cuerpo tiene unos límites que no puedo traspasar y he recordado que la preparación de una maratón es un trabajo que no debe tomarse nunca a la ligera ni con prisas.

¿Conquistaré la Maratón de Berlín? Eso podéis tenerlo por seguro. Seguramente en 2019. Pero probablemente este año tomar ese “puente” era un objetivo demasiado lejano.

  

 

 

escrito por
portrait

Gonzalo Rincón de Pablo

Abogado / Asesor Fiscal de Madrid

Club: ASICS Frontrunner / Gacelas de Madrid / Coentrena

MIS DISCIPLINAS
10 km trail atletismo triatlón olímpico Fitness atletismo y natación
Boxeo media maratón maratón ultra maratón
MIS DISCIPLINAS
10k trail track_field olympic_distance_triathlon fitness swim_run boxing_or_martial_arts half_marathon marathon ultra_marathon