Verano. Estío. Esa estación del año en la que los corredores, especialmente en la ciudad, sufrimos cada vez que salimos a trotar. Altas temperaturas, poca sombra donde cobijarse, el asfalto evaporando las gotas de sudor antes de que éstas impacten, la jungla de cemento recalentando el ambiente estático, sin gota de viento... ¿qué hacemos? ¿Abandonamos hasta septiembre? Habrá que arrojar la toalla...

¡Error! Aunque es verdad que debemos adaptarnos a este nuevo escenario, no sería recomendable parar por completo. Si lo hacemos, aumentan las posibilidades de perder la forma que tanto nos hemos trabajado durante la temporada. Además, la inactividad con ayuda del bochorno nos puede generar apatía, sedentarismo o aumento de peso. Así que, ¡manos a la obra y a sudar!

A continuación os recopilo una serie de consejos que ya han compartido algunos compañeros y que seguro os valdrán de gran ayuda:

En definitiva, disfrutar del verano y disfrutar del deporte es totalmente compatible, sólo hay que encontrar el cómo. ¡Buenas vacaciones!

#IMoveMe

escrito por
portrait

Juan Martín

Ingeniero de Telecomunicaciones de Madrid


Club: Coentrena
Entrenador: Oscar de las Mozas

Mis disciplinas
Media maratón Maratón 10 km

Más blogs