RENUEVA TUS ZAPATILLAS DE RUNNING - CÓMO DETERMINAR CUÁNDO ES EL MEJOR MOMENTO


Cuando sacas tus nuevas zapatillas para correr de ASICS de la caja, se encuentran en su momento de mayor protección y sujeción. Pero al igual que cualquier otro producto, se desgastan con el tiempo. Clifton Bradeley, el podólogo y miembro de ASICS PRO Team, explica cuándo y por qué debes cambiarlas.

“Como cualquier otro producto que uses con frecuencia, tus zapatillas para correr ASICS se acabarán desgastando. Cuándo ocurra depende de tu kilometraje, peso corporal y tipo de pisada”.

  • Correr en carretera todo el tiempo desgastará tus zapatillas más rápido que si corres en otro terreno.
  • Un pronador fuerte que corre a diario desgastará sus zapatillas más rápido que un corredor neutro más delgado que corre cada dos días.

¿CON QUÉ FRECUENCIA CAMBIAS DE ZAPATILLAS PARA CORRER?

Es complicado dar una respuesta sencilla, ya que cada zapatilla se desgasta de forma diferente según tu estilo de carrera, la frecuencia con la que corres y el diseño de la zapatilla. Sin embargo, si notas alguna de estas señales de desgaste excesivo, es hora de buscar tu próximo par de zapatillas:

  • El exterior de la suela está desgastado hasta la entresuela blanca.
  • La entresuela parece blanda y se dobla fácilmente cuando se ejerce presión. Quizás veas arrugas longitudinales en la entresuela.
  • El contrafuerte se mueve y sujeta menos.
  • Notas los dedos a través de la puntera y esa zona se desgarra.
  • Una suela de la zapatilla se desgasta de forma desigual comparada con la otra.
  • Una o ambas zapatillas no se sujetan de forma uniforme sobre una superficie plana.

Si identificas una o más de estas características, acércate a una tienda especializada para que un experto te asesore sobre lo que le ha ocurrido a tus zapatillas para correr y cómo debería ser tu nuevo par.

¿CUÁNTOS KILÓMETROS DURAN LAS ZAPATILLAS PARA CORRER?

Por regla general, deberías pensar en cambiar de zapatillas para correr cada 700 o 900 kilómetros. Sin embargo, si tus zapatillas para correr no muestran ninguno de los signos de desgaste anteriores, quizá puedas alargar su uso sin aumentar el riesgo de lesión.

¿POR QUÉ DEBES CAMBIAR DE ZAPATILLAS PARA CORRER CADA CIERTO TIEMPO?

Si no te importa seguir la moda, quizá te preguntes por qué deberías cambiar tus zapatillas para correr aunque estén machacadas. Puede que parezca que tus zapatillas están en plena forma salvo por unas mellas y el desgaste, pero el verdadero daño no suele notarse a simple vista.

Después de cierto uso, la unidad estructural de la zapatilla se deteriora y no ofrece la estabilidad y sujeción que deberían. Si sigues corriendo con unas zapatillas que no cuentan con algunas de las características y tecnología con las que se diseñaron, podría aumentar el riesgo de lesiones en los pies, las piernas y la cadera y disminuir tu rendimiento en carrera.

¿DE QUÉ DEPENDE LA VIDA ÚTIL DE LAS ZAPATILLAS?

Hay multitud de factores que determinan la frecuencia con la que debes cambiar de zapatillas para correr, como estos:

  1.   El terreno donde corres

El lugar donde corres, tanto si es en interior como si es en asfalto, tierra o una combinación de todo lo anterior, es uno de los factores más importantes que marcan cuándo deberías cambiar de zapatillas para correr. Para alargar la vida de tus zapatillas, el objetivo es asegurarse de que están diseñadas para el terreno donde corres con más frecuencia. 

  1.   Tu estilo de carrera

Tu estilo de carrera natural también juega un papel importante en la distancia que puedes correr antes de cambiar de zapatillas. Seguramente te hayas dado cuenta de que no hay dos corredores con la misma marcha o pisada. Si dudas sobre cómo impactan tus pies en el suelo, echa un vistazo a la suela de tus zapatillas para correr y observa si la parte delantera o el talón están más desgastados. Este dato te ayudará a elegir unas zapatillas que se ajusten mejor a tu estilo de carrera, por lo que deberían durar más tiempo.

  • Pisada con el talón: si principalmente se ha desgastado el talón de tus zapatillas, es porque el mayor impacto lo haces con el talón. Este tipo de pisada es muy común en corredores de larga distancia en asfalto, por lo que puede que tengas que cambiar de zapatillas para correr más a menudo.
  • Pisada con la parte delantera: es el tipo de pisada más frecuente entre velocistas y corredores de colina y se caracteriza por el desgaste debajo del dedo gordo o en el exterior del antepié.

 

  1.   Tu constitución

Tu peso y altura son factores clave a la hora de decidir con qué frecuencia deberías cambiar de zapatillas para correr. Tener un peso o una altura superior al corredor “medio” significa que tus zapatillas se desgastarán más rápido, salvo si compras unas zapatillas para correr diseñadas específicamente para tu constitución y estilo de carrera. Al aumentar la sujeción y la amortiguación, te aseguras de que las zapatillas duren más.

Descubre cómo elegir las zapatillas para correr adecuadas para ti, cómo afecta tu pronación a las zapatillas y cómo puedes encontrar el diseño adecuado.


ENCUENTRA TU ZAPATILLA IDEAL