CONSEJOS PARA SELECCIONAR LA ZAPATILLA ADECUADA - LAS 3 CATEGORÍAS DE ZAPATILLAS DE RUNNING

Clifton Bradeley, podólogo especializado en deportes musculoesqueléticos y asesor de ASICS Running Clinics, nos da sus consejos para elegir la zapatilla para correr adecuada.

“Intentar encontrar la zapatilla para correr adecuada es un proceso abrumador y confuso, sobre todo cuando hay tantos modelos diferentes. Si compras un calzado que no sea adecuado, estarás desprotegido y aumentará el riesgo de lesión, por lo que malgastarías el dinero.

Por eso he decidido arrojar luz sobre el misterio de elegir las zapatillas para correr adecuadas y explicar lo que significan algunos de los términos más comunes”.

Choosing the Right Running Shoe - 3 Types of Running Shoe Explained
Choosing the Right Running Shoe - 3 Types of Running Shoe Explained

ZAPATILLAS PARA CORRER DE MÁXIMA SUJECIÓN

Esta categoría de zapatillas para correr es la que ofrece mayor apoyo y control, y están diseñadas para reducir el exceso de pronación. Las zapatillas para correr de máxima sujeción cuentan con características como estabilizadores (ASICS DUOMAX™), fabricados con materiales de alta densidad. Se encuentran en la parte interior de la entresuela para evitar que ceda con el impacto del talón. Las zapatillas para correr de máxima sujeción también suelen presentar una suela exterior de goma de carbono para mejorar su duración y se coloca sobre una horma recta, lo que ofrece un máximo contacto sobre el terreno y estabilidad.

AMORTIGUACIÓN ESTRUCTURADA/ZAPATILLAS PARA PRONADORES

Las zapatillas para correr con amortiguación estructurada ofrecen una buena combinación entre corrección del movimiento y amortiguación. No son tan pesadas ni corrigen tanto la pisada como las zapatillas para correr de máxima sujeción, aunque ofrecen un buen apoyo. Esta es la categoría más conocida de las zapatillas para entrenar y suelen diseñarse sobre una horma plana o semicurva para aportar más estabilidad en contacto con el suelo.

AMORTIGUACIÓN/ZAPATILLAS NEUTRAS

Las zapatillas con amortiguación no suelen corregir el movimiento y son más ligeras. Se diseñan sobre una horma curva o semicurva para facilitar un movimiento más rápido y que la parte inferior de la zapatilla sea más blanda. Esta zapatilla es idónea para corredores con pisada neutra, menos de 85 kg o que lleven órtesis. Si tienes una pisada neutra pero pesas más de 85 kg, las zapatillas con amortiguación estructurada son más recomendables, ya que ofrecen mayor sujeción.

CÓMO ELEGIR LAS ZAPATILLAS PARA CORRER ADECUADAS PARA TU PIE

Ya conoces los distintos tipos de zapatillas, pero no es el único aspecto que tienes que tener en cuenta a la hora de elegir unas zapatillas para correr. Piensa en tu tipo de pie. Hay tres tipos de pie o arcos:

  • arco bajo;
  • arco normal;
  • arco alto.

La forma más sencilla de saber el tipo de arco que tienes es hacer la llamada “prueba del agua”. Para ello, humedece la planta de ambos pies y ponte de pie sobre una superficie de papel grueso durante 10 segundos. Después, sal del papel y examina la huella que has dejado.

  • Si la marca no presenta apenas curva, tienes un arco bajo. En general, los podólogos te recomendarían un calzado que tenga mayor sujeción, como bordes internos que imiten la forma del arco, entresuelas de doble densidad o estabilizadores.
       
  • Si hay una cierta curva a lo largo del interior del pie con una banda un poco más pequeña que la mitad del ancho de tu pie que une el talón con los dedos, tienes un arco normal. La mayoría de corredores con este tipo de arco pueden llevar casi cualquier zapatilla.
        
  • Si hay una curva acusada a lo largo del interior del pie y una banda muy estrecha que une el talón con los dedos, tienes un arco alto. En este caso, seguramente prefieras la comodidad que ofrece una zapatilla con buena amortiguación y algún o ningún elemento de sujeción o estabilidad.   

CÓMO ELEGIR LA ZAPATILLA PARA CORRER ADECUADA PARA TU MARCHA

Ahora que conoces la altura de tu arco, puedes usar esta información para identificar tu marcha, es decir, la forma en la que reaccionan tus pies cuando corres. Es otro paso importante para elegir las zapatillas para correr adecuadas, porque cada tipo de zapatilla se ajusta a diferentes marchas.

Hay cuatro tipos de marcha:

  1. Pronación acusada

Cuando alguien prona en exceso, el talón es lo que primero golpea el suelo y rota en exceso hacia el interior porque el tobillo no tiene la habilidad de estabilizarse de forma adecuada. Se suele asociar a personas con pies planos o arcos muy bajos. Las zapatillas para correr adecuadas para pronadores suelen corregir el movimiento y aportan mucha sujeción.

  1. Pronación aguda

La pronación aguda se da cuando el exterior del talón de la zapatilla es lo que se apoya primero y el pie gira ligeramente hacia el interior para absorber el impacto. Suele ocurrirle a personas con arco bajo o arco normal y los corredores de este tipo deberían escoger zapatillas estables para pronadores.

  1. Neutra

En alguien con marcha neutra, la zona central o un poco exterior del talón es la primera en impactar con el suelo y el pie gira ligeramente hacia el interior para absorber el impacto. Esta marcha es característica de corredores con un arco normal y las zapatillas con amortiguación neutra suelen ser la mejor elección.

  1. Supinación

Los supinadores se apoyan primero con el exterior del talón y se mantienen en el exterior del pie durante toda la pisada. Este es el caso de las personas con un arco alto, por lo que los supinadores se sentirán más cómodos con una zapatilla de amortiguación neutra.

¿Sigues teniendo dudas sobre cómo elegir la zapatilla para correr apropiada? Echa un vistazo a nuestra guía para entender la pronación o lee sobre cómo elegir tus primeras zapatillas para correr.