COMPARTE
No hace falta que hable sobre la ola de calor ni daros consejos para entrenar con altas temperaturas, con todo esto y en pleno verano, hay que cerrar capítulos para abrir otros.

Con la intro parece que me voy a algún lugar para no volver o algo por el estilo... ¡Tranquilos que no! 

Primero de todo, esta ola de calor que estamos pasando es algo bárvaro que creo que nunca antes había vivido, ir asfixiado tanto andando, como en transporte y si hablamos de entrenar... ¡ni os cuento! Por eso no hace falta que os diga mucho más de lo que habréis podido leer, básicamente es ir con muchísimo cuidado y no hace falta entrenar demasiado en este tipo de días a no ser (caso excepcional y yendo con ojo) que haya alguna competición a la vuelta de la esquina. 

Por otro lado, tampoco os voy a hablar sobre que suelo hacer yo para entrenar en épocas del estilo, con altas temperaturas. Entre consejos sobre hidratación, alimentación, descansos, zonas horarias y equipamiento, vais más que servidos :). 

Lo que voy a hacer es hablaros sobre lo que nos suele suceder en estas fechas del año. Suele ser un momento en el que ya no hay casi muchas carreras, hemos atacado todos los objetivos pero puede que os pase a muchos (entre los que me puedo incluir) que no sabéis muy bien o no pensáis que hacer entre una temporada y la otra ¡pues aquí estoy yo! 

Tampoco os creáis que he descubierto la sopa de ajo, pero si que es cierto que con el paso de las temporadas uno sigue aprendiendo y descubriendo cosas nuevas (el saber no ocupa lugar, solo tiempo). 

Es por eso que, sobre estas fechas del año (a no ser que preparéis algún gran objetivo como un maratón, un half IronMan, un IronMan u otras pruebas de larga distancia) que os recomiendo que empecéis a pensar en planes alternativos para seguiros moviendo y haciendo deporte pero de otra manera, mejor dicho, de muchas maneras, aquí os dejo una mini-lista: 

1. Correr (o caminar) por montaña: no quiere decir que cambiemos asfalto por montaña y ya, se puede hacer montaña sin ir con el cuchillo en la boca y con mil finalidades (ir en compañía, hacer turismo, desconectar, etc) que le dan un valor añadido y te siguen manteniendo en forma mientras ganas calidad de vida. 

2. Probar otras disciplinas: igual que en el punto número 1, salir en bicicleta o ponerse a nadar tampoco debe significar una preparación para un triatlón. Estas 2 disciplinas son extraordinariamente complementarias al atletismo y son una forma de estimular al cuerpo de otras maneras para poder disfrutar del deporte a otros niveles. Por eso, si empiezas a nadar, lo puedes hacer durante las vacaciones si te vas a la costa o si tienes el lujo de contar con una piscina. Por otro lado, con una bicicleta puedes hacer rutas brutales mientras viajas y sigues desconectando. 

3. Caminar mientras viajas: es bien cierto que muchas personas contemplan las vacaciones como su momento "zen", en el que el objetivo es "no hacer nada", que para eso se hace mucho durante el resto del año. Pues como opinión totalmente respetable, si algunos pensáis de esta forma, lo que podéis hacer es evitar utilizar transportes en vuestros viajes (a no ser que tengáis que ir de una punta a la otra de vuestra localización) para hacer esos trayectos caminando, así podéis aprovechar más vuestro tiempo mientras veis más cosas donde paséis vuestras vacaciones y de paso seguís sumando sin implicar mucha intensidad. 

4. Probar disciplinas totalmente distintas: al fin y al cabo, el objetivo es que allí donde vayas te lleves tus zapatillas y tu ropa deportiva. Quien sabe si puedes aprender nuevas disciplinas deportivas o que las vuelvas a retomar después de mucho tiempo (fútbol, baloncesto, deportes de raqueta, etc) y consigas disfrutar de tu tiempo libre sin pensar en distancias, ritmos y recuperaciones. 

5. Trabajo de condición física: uno de los factores que están siendo clave en las mejoras del rendimiento de corredores y triatletas de cualquier nivel. Si no estás acostumbrado/a a hacer ejercicios de abdominales, lumbares, propiocepción y un largo etcétera, este impás entre una temporada y otra puede ser el mejor momento para empezar (así, de paso empiezas a pensar en los próximos objetivos para superarte la temporada que viene). Puedes empezar haciendo rutinas de 15/20 minutos, que tampoco te van a robar mucho tiempo y van a seguir haciendo que desconectes de todo lo demás. 


En definitiva, las temporadas son muy largas y siempre queremos más y más, pero también es cierto que tenemos que disfrutar de todo y más aun, los que somos unos amantes del deporte que le dedicamos tanto tiempo (por gusto ¡siempre!). Por eso, espero que estos "consejos"/"alternativas" os sirvan de ayuda y así podáis encarar la próxima temporada con más ganas que la anterior y que disfrutéis de las vacaciones ¡que os las merecéis! 


¡MUCHOS KM Y MUCHO MAAAAAAAAMBOOOOOOOOO!   

escrito por
portrait

Eric Domingo Roldán

Digital Marketing & Communications Manager de Barcelona

Grupo de edad: 27

MIS DISCIPLINAS
Carrera de obstáculos 10 km Fitness Atletismo
MIS DISCIPLINAS
obstacle_race 10k fitness track_field