COMPARTE
¿Eres de los que madrugan para hacer sus entrenamientos o de los que prefieren hacerlo al final del día? ¿Siempre lo has hecho de esta manera o vas variando según la época? Y la pregunta del millón: ¿qué es mejor? Estoy seguro que es un buen tema de debate y, como te imaginas, la respuesta tiene una componente subjetiva muy fuerte.

Personalmente, siempre he sido de correr por la tarde o tarde-noche, al terminar la jornada laboral. Aunque ahora, entre el calor veraniego, los horarios que nos imponían para salir a la calle y la posibilidad de teletrabajar, estoy saliendo a entrenar prácticamente siempre por la mañana, bien temprano.

"Lo más importante es adaptarnos a nuestra agenda y a nuestro cuerpo"

Estaréis de acuerdo en que, al final, el trabajo y los compromisos de cada uno marcan mucho el horario en el que se puede salir a entrenar. ¿Sólo eso? No, también están las estaciones del año, el tiempo que haga y el metabolismo de cada uno: hay gente a la que le horroriza madrugar y gente que si hace deporte a última hora luego no puede dormir. ¿Te estás planteando un cambio de horarios? Os cuento a continuación las ventajas que he encontrado a cada periodo del día:

VENTAJAS DE CORRER POR LA MAÑANA

VENTAJAS DE CORRER POR LA TARDE

Pero, objetivamente, ¿qué es mejor? Pues por lo que me he podido documentar, el impacto en el rendimiento entre salir a una hora o a otra es despreciable. Y, para un popular, que tenemos nuestra familia, nuestro trabajo y nuestros compromisos, lo más importante es adaptar el horario de entrenamiento a nuestra agenda y al momento en el que mejor se adapte el cuerpo de cada uno. Así que, si estás cómodo con tu horario actual, ¡no te obsesiones y sigue disfrutando de los kilómetros como hasta ahora!

escrito por
portrait

Juan Martín Ruiz

Ingeniero de Telecomunicaciones de Madrid

Club: Coentrena

Entrenador: Oscar de las Mozas

MIS DISCIPLINAS
Media maratón 10 km Maratón
MIS DISCIPLINAS
half_marathon 10k marathon