Meses siguiendo ese plan para la maratón. No te has perdido ni un entrenamiento. Has cumplido con tus sesiones casi diarias, ya sean series, tiradas o fuerza. Ya tienes el dorsal en tu poder. Todo controlado, solo quedan unas horas para situarte en la línea de salida… y estás como un flan.

¡Tranquilo, es normal! Te vas a enfrentar a ese reto por el que tanto has trabajado. Relájate y ayuda a tu cabeza a estar concentrada. Te vendrá bien para afrontar los momentos difíciles e incluso, a disfrutar de esta distancia (sí, ¡es posible disfrutar de una maratón!). Aquí unos consejos:

Son consejos que alguna vez me dieron y que me ayudaron especialmente en la pasada Maratón de Sevilla. Espero que te sean de utilidad este domingo en Barcelona o allá donde sea tu próximo reto.

escrito por
portrait

Juan Martín

Ingeniero de Telecomunicaciones de Madrid


Club: Coentrena
Entrenador: Oscar de las Mozas

Mis disciplinas
Media maratón Maratón 10 km

Más blogs