COMPARTE
En la cara norte de la Sierra de Guara podemos visitar un valle olvidado durante décadas, con un gran trasiego y numerosos pueblos vivos durante una época en la que las carreteras no vertebraban los territorios. Todavía hoy sólo unos pocos ciclistas de enduro y algunos senderistas dan escaso color al Valle de Nocito que esconde uno de los rincones más bellos de la Sierra de Guara. Desde el pueblo de Nocito podemos atacar la propia cumbre de Guara desde varias opciones, pero en este post quiero ofrecer un par de rutas para descubrir este valle de punta a punta y para ascender a una de las cumbres más espectaculares.

SUBIDA AL PICO GABARDIELLA.

18km +1000mD+

Cuenta la leyenda que la princesa Gabardiella y Gratal (cuando los cuentos encarnaban en grandes gigantes a las montañas) estaban enamorados y unidos por un precioso macizo montañoso, aunque a su padre Gabardón no le gustaba la diferencia de edad entre ellos. Gabardón con la ayuda de su amigo Guara partió en dos el macizo que los unía y los separó para siempre, discurriendo entre ambos el río Flumen. Gratal disgustado se vengó, pero esa es otra historia. Para la primera de las rutas que quiero describir, saldremos del puente del Flumen a su paso por Lúsera.

Lúsera es uno de los muchos pueblos abandonados que encontraremos en esta zona, pero no resulta difícil encontrar su ubicación junto a la carretera de Belsué-Nocito y pequeño aparcamiento para encarar esta ruta junto al puente.


En el mismo punto de inicio encontraremos un cartel indicador al “Pico Gabardiella” que amenaza con 3h45min de caminata. Según las fuerzas que tengamos, en menos de 1h podríamos hacer cima, pero calcularemos algo más. Siguiendo ese sendero empezaremos a ascender rápidamente en busca de un collado a unos 700m de desnivel y desde el que podemos echar la vista atrás de vez en cuando para tener unas vistas panorámicas de parte del valle de Nocito y más al fondo, de gran parte del Pirineo. El sendero no tiene pérdida y nos subirá a un collado (el de La Luna) que nos recibe con un cartel indicador hacia la izquierda en dirección al pico de Gabardiella. Vale la pena detenerse unos segundos para apreciar el paisaje de otro de los valles más inexplorados de la Sierra de Guara, y del que no descarto compartir alguna ruta en otro de mis post.

Tomaremos la dirección del indicador hacia nuestra izquierda y comienza la parte más espectacular de la ruta. Una larga cresta de ida y vuelta de 2,3km en cada sentido. Una cresta que bien merece por sí sola el esfuerzo de llegar hasta esta cima. Cualquier descripción que intente hacer de la misma, no reflejará su verdadera belleza.


La cresta nos dejará directamente en la cima de Gabardiella a 1670m de altitud, y tras un respiro, volveremos sobre nuestros pasos hasta el Collado de la Luna. Esta vez no descenderemos, sino que continuaremos cresteando en dirección a los “Llanos de las Paules”.  Es decir, que si no habíamos disfrutado lo suficiente en esa larga cresta que nos llevó a la cima, todavía nos quedan 3km más de sube-bajas por una cresta, no tan espectacular, pero que tampoco deja indiferente a nadie.

Llegados a los Llanos de las Paules, lugar sorprendente por ser una gran alfombra de hierba rodeada de macizos rocososos, podríamos enlazar con otras cumbres y proponer variantes a la ruta que describo. Optaremos por descender en busca del embalse de cienfuens por una senda entre bosque de pinos en la que se puede correr muchísmo. Apenas hay piedras y un manto permanente de hojas nos recibirá para realizar un descenso vertiginoso. La parte final del descenso nos volverá a sorprender por dejarnos frente a frente con las paredes verticales de los “Acantilados de Cienfuens”. Tendremos un tramo a media ladera que se dificulta un poco, especialmente porque cuesta bajar la vista y concentrarse en el camino cuando tienes unas vistas tan espectaculares con el río Flumen seseando al fondo.


Llegaremos directamente a la presa del embalse de Cienfuens, desde la cual podemos alargar la ruta por parajes increíbles hacia el dolmen de Belsué, el propio pueblo de Belsué o infliltrarnos en las cuevas Ática o Del Moro con ayuda de los frontales. No obstante, nosotros nos volveremos al punto de inicio por un bosque plano que en un par de kilómetros terminará en el puente donde comenzamos.

ENLACE RUNKEEPER

ENLACE WIKILOC

 

VALLE DE NOCITO POR SUS PUEBLOS ABANDONADOS

30KM +120M DESNIVEL

La segunda de las propuestas no atacará ninguna de las grandes cimas de la sierra, pero nos permitirá recorrer y conocer varios de los pueblos y pardinas abandonadas, uniendo Belsué y Nocito por un trazado realmente bello.

Tomaremos la salida de Belsué, un pueblo con un par de casas habitadas, pero con otra media docena de uso turístico; lo que lo convierte en uno de los más grandes de la zona. En realidad, nuestro punto de partida está justamente en una curva muy cerrada de la carretera unos 300m antes de llegar al pueblo y donde hay espacio para aparcar.

Desde este punto veremos un claro sendero, sin carteles pero con mojones y marcas verdes (propias de los senderos del Parque Natural de Guara). Siguiendo este sendero llegamos a una edificación abandonada, la Pardina Ascaso, que en su momento tuvo gran importancia para la trashumancia entre el llano y el Pirineo. No nos acercamos a visitarla porque lo haremos de regreso por otro sendero más próximo. Continuaremos siempre el sendero marcado, atravesando en algunos casos barrancos que nos invitarán al baño en sus idílicas pozas.


En un cruce de caminos, encontraremos un cartel que nos indicará dirección “Ibirque”. Seguiremos estos indicadores hasta llegar al pueblo abandonado de Ibirque a más de 1400m de altitud. Podemos detenernos e imaginar cómo sería la vida en estos lugares cuando los accesos quedases cortados durante meses por la nieve. Continuaremos en Ibirque por el sendero dirección “Nocito”.


Nocito será la población habitada más grande que encontraremos en nuestra ruta, por no decir la única. Nocito ha renacido gracias al turismo y hoy en día cuenta con algún bar y restaurante que nos puede ayudar a hacer nuestra ruta más agradable. Debemos entrar dentro del pueblo y buscar su fuente (la cual es muy característica). Detrás de la fuente hay un letrero de color granate que nos indicará el sendero para emprender el regreso dirección “Belsué”.

A partir de ahora vamos a seguir los indicadores del Camino Natural de la Hoya de Huesca, que a su vez coinciden con el GR-1 de marcas rojas y blancas. Cruzaremos la carretera en varias ocasiones durante el ascenso al collado, y a posteriori nos metemos en un sinuoso descenso para aproximarnos a Lúsera. Lúsera será el penúltimo de nuestros pueblos abandonados, aunque recientemente se están haciendo algunas obras de rehabilitación.


Seguimos los indicadores del camino natural para llegar en poco más de 2km a Santa María de Belsué, esta vez sí, nuestro último pueblo abandonado del valle. A los pocos metros de dejar atrás el pueblo, cruzamos el río Flumen por un puente de madera y subimos una senda que nos conducirá a unas fotogénicas pozas de las que no deberíamos evitar un refrescante baño.

Nos queda el tramo final del recorrido, pasando esta vez sí, por la Pardina Ascaso y en 3km llegando a Belsué. Debemos recordar que hemos dejado el coche en una curva de la carretera antes de llegar al pueblo, así que remontaremos esos metros por el asfalto y de esta forma cerrar el círculo.

ENLACE RUNKEEPER

ENLACE WIKILOC


escrito por
portrait

Daniel Cremades Arroyos

Profesor universitario y entrenador de Huesca

Club: Peña Guara

Entrenador: Daniel Cremades Arroyos

MIS DISCIPLINAS
ultra trail maratón media maratón trail carrera de obstáculos
MIS DISCIPLINAS
ultra_trail marathon half_marathon trail obstacle_race